Migraciones reiteró que los puestos fronterizos con el Brasil en Canindeyú y Amambay también se regirán por el sistema de apertura total establecido para el Departamento de Alto Paraná y que tendrá un periodo de prueba de tres semanas
Publicidad

Alberto, un querido personaje capiateño partió a la eternidad
30-06-2020 19:10:51 / Locales / Vistas: 3316
Alberto Saldívar, conocido por la mayoría como el "doctor en pelotas" falleció en la tarde de este martes por problemas de salud que lo aquejaban desde hace bastante tiempo. Alberto por décadas fue quien solucionaba todo tipo de problemas de las recordadas pelotas de cuero, tanto de los clubes de la Liga Capiateña como de los niños de la comunidad. Una gran generación de capiateños siente su partida. Foto: Algunas de las últimas imágenes de Alberto. Foto superior: En compañía de su inseparable esposa Ña Taní. Foto inferior: Un momento de relax décadas atrás.
Alberto, un querido personaje capiateño partió a la eternidad

Debido a su extraordinaria habilidad con la aguja y el hilo encerado para coser y solucionar todo tipo de reventones de las pelotas de cuero fue conocido en toda la ciudad como el "doctor en pelotas". No existe club alguno de la Liga Capiateña de Fútbol que en algún momento no haya recurrido a sus servicios para  salvar las pelotas de la utilería de sus clubes y ponerlas de nuevo en circulación.

Hasta mediados de los 90 árduamente seguía con la tarea, hasta la aparición masiva de los balones sintéticos, sin costuras, que luego definitivamente reemplazaron a las pelotas de cuero con costura y cámaras. 

Alberto, sin embargo, como un trabajador empedernido y padre de familia responsable, puso pecho a la situación y cambió de rubro. Como amante del fútbol siguió asistiendo a las canchas pero como vendedor de masas en invierno y de helados en tiempos de calor. 

Era un hombre alegre, simpático y habilidoso. Cuando recorría por las canchas con su producto y pasaba frente a una parejita automáticamente ofrecía el  "helado enamorado". Cuando se presentaba por ejemplo ante el público del Club Nacional, ofrecía el "helado Nacional" o el helado "Martín Ledesma" si el público era de este sector.

Por su buen y simpático humor, y por las salidas que siempre tenía para hacer reir a los demás era muy querido por todos, especialmente por los niños.

Alberto era muy ingenioso y creativo, y en una época montó todo un parque de entretenimientos en su vivienda. Fabricó balancines, juegos de pin pin, ruletas, etc. Los niños se divertían en su casa, en una época en que no existian muchas opciones para la sana distracción. Además, era un ferviente amante de la ecología y se encargaba de construir casitas de madera con techo por todos los árboles de su patio, ahí anidaban las aves a las que también alimentaba. 

Alberto el próximo 13 de julio debería de haber cumplido 82 años. Le sobreviven su incomparable esposa y eterna compañera Ña Taní y sus hijas Victorina, Cristina y Elizabeth. Los amigos y hermanos en el afecto son miles en Capiatá.

Alberto deja eternamente plasmado su nombre en la galería de los grandes y buenos personajes que tuvo la ciudad de Capiatá. Hombre humilde, noble, leal, sincero, honesto, amigo de todos. Jamás se escuchó en la ciudad que haya generado algún conflicto, ni perjudicado a nadie.

Sus limitaciones en la correcta pronunciación de las palabras (labio leporino), nunca fueron dificultad ni excusa para él para sacar adelante a su familia con trabjo, empeño, sacrificio y responsabilidad. Los momentos de crisis lo tomaba con humor y sobrellevaba con alegría. "Era una especie aparte", como diría un amigo.

Querido Alberto, toda una gran generación de capiateños te recordaremos por siempre. Fuiste un grande!. Gracias por todo amigo. Paz en tu tumba.   

Milciades López Vallejos

Alberto, un querido personaje capiateño partió a la eternidad

Alberto, un querido personaje capiateño partió a la eternidad

  

 

 

 



Leé también

Comentarios

Secciones
seguinos en facebook