El presidente Mario Abdo Benítez reiteró esta mañana que no permitirá que sus colaboradores cometan actos de corrupción y “no le temblará la mano” para sacar a quién sea necesario. También destacó el proceso de renovación del Poder Judicial
Locales

22 años deleitando con los más ricos asaditos
13-07-2018 14:48:40 / Locales / Vistas: 11024
Don Rutilio Ayala hombre sencillo y laborioso. Más de 22 años ofreciendo y deleitando con los más ricos asaditos de Capiatá, preparados con una fórmula única y especial que solo el conoce. La intersección de Ruta 2 y la Candelaria (frente a Carlucho) se convirtió en la tradicional esquina del sabor donde por años han pasado miles de personas para disfrutar de los asaditos, ya sea al retorno del trabajo o de los estudios, y de paso compartir una amable conversación con Don Rutilo.
22 años deleitando con los más ricos asaditos

Rutilo Ayala Escobar, actualmente tiene 62 años, oriundo de la ciudad de Villeta. Reside desde hace 25 años en Capiatá y tiene un hijo.

Al igual que otras tantas noches, en esta oportunidad lo visitamos para conocer algo de su historia de vida y trabajo. El, en su estilo propio, muy amable y alegremente nos cuenta sobre una labor común para muchos, pero con un resultado próspero y exitoso para él por la dedicación y el cariño que agrega a la preparación de sus asaditos..

¿Cómo se inició en la venta?. "En aquel entonces trabajaba en el comercial en cuyo frente ahora se encuentra mi puesto de venta, un amigo conocido como curepa, que empezó con la venta de asaditos en el lugar, me ofreció su puesto porque él debía viajar a Buenos Aires para tratarse de una enfermedad", señaló.

Don Rutilio agregó "esa misma noche al regresar de mi día laboral soñé con la venta de asadito donde tenía éxito, asumí el compromiso y desde aquella fecha pasó a ser mi nuevo empleo".

¿Cuánto tiempo hace que se dedica a la venta de asaditos y cual es el horario de atención?. "Hoy en día ya son 22 años que estoy con esta actividad en el mismo lugar en el horario de 18:00 a 21:00 hs.

Anécdota

"Una noche un joven compró varios asaditos y la verdad no sé si estaba apurado o solo fue un descuido, solo pude percatarme qué todo aquello que había pagado quedo sobre mi carrito, o sea que se fue y al final no llevó su pedido" (recordó entre risas).

Don Rutilo por último dejó un mensaje a la ciudadanía, en especial a los jóvenes, "Nunca dejen de Estudiar y diganle no a las Drogas".

Johana Maqueda, estudiante de periodismo (UNA).



Comentarios
Búsqueda personalizada
Secciones
seguinos en facebook